Apóyate a ti mismo!!

Sin estructura y disciplina para nuestro viaje, nunca llegaremos a ningún lugar. La única forma para desatar nuestro potencial y convertirnos en lo que estamos destinados a ser, es salir de nuestros condicionamientos (zona cómoda) y comportamiento pre-programados (lo aprendido). Sin lugar a dudas, los hábitos son una parte de la naturaleza humana. Lo que no sabemos es cuán programados están…hasta en lo más mínimo!! En tu casa sólo se escuchaban gritos? Entonces, te parece extraño que tú hables a gritos? En tu casa no se prestaba atención a tomar un buen desayuno? Te parece extraño que ahora seas de los que dicen: a mí con un cafecito me basta por las mañanas? Como ves, no somos tan originales, somos más bien copias de “lo aprendido”. Apóyate a ti mismo!! no te fijes objetivos muy grandes, siéntate y escribe en un papel todos los hábitos no tan positivos que tienes, por ejemplo: no tomar un buen desayuno. Cambia sólo uno!!! no corras, la semana que viene cambias otro. Mira, observa qué empieza a pasar en tu vida. Hazte un favor y apóyate, empieza por lo pequeño, deja lo grande para el momento oportuno (tabaco, gimnasio, dieta, cambio de trabajo, relaciones tóxicas,etc) Te estoy dando un secreto: empieza por lo pequeño, (que sea pequeño no quiere decir que sea fácil), pero apóyate, haz que ese pequeño cambio se convierta en estable en el tiempo. En el momento que sea estable (se haya integrado en ti)  habrás ganado!! Como siempre, todo depende de ti. Adelante, siempre adelante!! Si te ha gustado este artículo, te ruego lo compartas con tu entorno. Gracias y hasta pronto.

6 comentarios

  1. Vanesa

    Me has convencido! Haré la lista y voy ha ir cambiando. Has conseguido que tome la decisión de una vez, te iré contando como me va y las metas que vaya consiguiendo. Espero que muevas a más personas como yo que necesitamos un pequeño empujón. Gracias y gracias

  2. admin

    Me alegro mucho Vanesa!! y a todos nos alegrará el ir conociendo tus progresos. Eso sí, recuerda: empieza por pequeñas cosas. Aunque parezcan pequeñas, eso no quiere decir que sea fácil. Una vez que tengas la experiencia de éxito, todo lo demás será más sencillo. Adelante!!

  3. Eva

    Estimado Salomon. Me ha gustado mucho tu articulo. Es cierto que mejor es empezar por lo pequeño y valorandolo. Ir actuando para cambiar patrones e ir valorandolo. jo estoy en ello. Un abrazote.

  4. admin

    Gracias Eva por tu comentario!! En la escuela y en casa nos han hecho valorar sólo lo grande, cuando lo grande llega cuando vamos limpiando esos pequeños comportamientos negativos que hacen que lo “grande” se tambalee. Acaso se puede construir la “casa de la sinceridad” cuando los “ladrillos” que hemos recibido son de “mentiras/secretos/minusvalorizaciones/agresiones”? Se trata de construir nuestra propia versión de la “casa de mi sinceridad”. Un saludo!!

  5. Carmen

    Es cierto los cambios han de ser progresivos, avanzando poco a poco y reforzando cada logro conseguido para que los nuevos patrones de comportamiento queden instaurados. A veces las cosas más sencillas son las más complicadas, de ahí que a veces lo esencial y más evidente sea invisible…

  6. admin

    Gracias Carmen por tu comentario. Como diría el Principito: “lo esencial es invisible a los ojos”. Por eso el hacer estable los cambios pequeñitos, hace que lo esencial pase a formar parte de nuestros actos cotidianos. Un saludo!!

Dejar una respuesta