Lo que necesito aprender

“Enseñas mejor lo que más necesitas aprender” Richard Bach

Hoy quería hablaros sobre la seguridad personal. Es un tema bastante complejo, y que toca diferentes áreas de nuestro “edificio psicológico”. Por ello lo he enmarcado dentro de la frase de uno de mis autores preferidos y que cito como referencia a esta reflexión en el encabezamiento de la misma.

Como de costumbre, cuando hablamos de comunicación, siempre tenemos que hablar de “mí y del otro”. No es tan importante el comunicar, sino saber que el otro ha recibido el mensaje y lo ha entendido.

Como feedback a mi mensaje, a veces recibo enfado, críticas o reproches.Precisamente los comentarios que más nos cuesta asumir son los que pueden convertirse en la mejor oportunidad de fortalecernos Por esta razón, no veas sólo los enfados, sino piensa ¿Qué me está diciendo en realidad?. Asimismo, si yo observo que mi comunicación con el otro está basada en reproches o críticas, es hora que me pregunte qué es lo que necesito aprender. Este es el significado de la frase de Richard Bach: sencillamente “yo, cuando hablo, le estoy mostrando al otro lo que más necesito aprender”. Si critico, posiblemente soy un inseguro, si me enfado, posiblemente tengo mucha rabia contenida, si reprocho, posiblemente es porque en alguna parte de mí necesito obtener la aprobación del otro. En estos casos, la mejor pregunta que puedo hacerme es: ¿Estoy diciendo lo que realmente quiero expresar, o están hablando mis emociones.

También seguramente habéis notado que hay ciertos comportamientos del “otro” que os hacen más daño. No es una “casualidad ” que seamos más vulnerables a la crítica en aquellos aspectos en los que no hemos desarrollado una completa seguridad. En este caso, para fortalecer tu seguridad personal, deberías preguntarte: ¿Estoy entendiendo su demanda, o me estoy dejando llevar por mis emociones negativas?

En definitiva, nunca podremos evitar las agresiones externas, pero sí podemos evitar que nos lleguen dentro y nos hieran. Lo que sí podemos hacer es REFLEXIONAR sobre qué aspectos nos han dolido especialmente, porque nos dará la pista de las áreas que debemos trabajar y mejorar.

Cuando nos comunicamos con el “otro”, es esencial comunicarnos desde nuestra seguridad, y no agredir o minusvalorizarlo. También en este caso, si observamos que nos comunicamos desde un área que está herida, debemos de REFLEXIONAR sobre lo que nos duele y nos hace comunicarnos erróneamente. En este caso, una pregunta que ayuda mucho a identificar el área errónea es: ¿Dónde estoy emocionalmente?, la respuesta puede ser en la rabia, el dolor, la tristeza, la decepción y muchas otras más. Yo os deseo que siempre la respuesta sea el cariño, el amor, el apoyo, porque sólo entonces, habréis logrado llegar positivamente al otro!!

Si queremos avanzar y crecer, debemos de interiorizar que el crecimiento empieza donde termina mi percepción de acusación o de autoacusación.

Como os dije, es un tema transversal, que toca diferentes áreas de nuestra personalidad, pero poco a poco podemos ir avanzando y sanando todas las áreas. Os deseo y animo a que sigáis conociéndoos, queriéndoos y avanzando hacia vuestros objetivos. La seguridad y la confianza en mí mismo son, siempre, áreas a mejorar.

Vivimos en tiempos en los que se nos exige un esfuerzo extra para poder garantizar nuestra estabilidad emocional. En los tiempos que corren se requiere de templanza, seguridad, equilibrio para “sujetar las estanterías” y que no se venga todo abajo. Nadie se libra de ello. Una consulta a tiempo con los profesionales adecuados te puede ahorrar muchos disgustos. No lo dudes! ya que: el “yo puedo con esto” a lo mejor mañana se puede transformar en un “tiro la toalla”.

Si te gustó esta reflexión, ya sabes, un “me gusta”, un RT, compartirlo con tu entorno y por supuesto, tu comentario, nos hace crecer a todos más rápidamente. Un saludo y hasta pronto!!

Dejar una respuesta