Busca el punto de vista positivo!

Érase una vez, en una apartada región, un rey que tenía un sabio consejero. Este tenía por costumbre repetirle al monarca:

- Todo lo que sucede es por su bien.

Sin embargo, un día, en un desfile, el rey soltó con tan mala fortuna el sable que se cortó el dedo de un pie. Muy contrariado, se dirigió a su consejero y le preguntó si este accidente también le había sucedido por su bien. El sabio le repitió una vez más:

- Todo lo que sucede es por su bien.

Fuera de sí,  el rey consideró la respuesta del sabio como un ultraje y decidió, como castigo, encerrarlo.

Pasaron unos meses y el rey se fue, con todo su séquito, de caza. El grupo se dispersó por todo el bosque y, al caer la noche, el rey se encontró completamente solo y perdido. Por mucho que llamaba, nadie le respondía. Buscó el camino de regreso, pero fue en vano. Al límite de sus fuerzas, acabó por vislumbrar el resplandor de una hoguera.

- Salvado! estoy salvado!! exclamó el rey.

Se encaminó hacia la luz y descubrió una tribu que no conocía en su reino. Se presentó como el soberano de ese bosque y les prometió una gran recompensa si le ayudaban a encontrar su palacio. Pero las cosas no sucedieron como el rey había previsto. Los indígenas no hablaban su lengua y se mostraron agresivos, y el rey comprendió rápidamente que había ido a caer en una tribu de caníbales de la cual sus soldados ya le habían hablado. Hicieron los preparativos para comérselo y, antes de asarlo, lo desvistieron. Fue en ese momento cuando observaron su pie mutilado. La tribu no comía nunca a personas con defectos físicos, así que lo soltaron, no sin antes lamentarse, pues les había parecido un bocado muy apetitoso.

Tras algunos periplos, por fin el rey volvió a encontrar su palacio. Se apresuró a ir en busca de su consejero y liberarlo, diciéndole:

- En verdad tenías razón! Incluso el haber perdido un dedo del pie ha resultado ser por mi bien!  Pero dudo, agregó, que puedas considerar que este tiempo pasado en prisión hayan sido por tu bien…

- Majestad, respondió el sabio, todo lo que me sucede es por mi bien. Si no hubiera estado en prisión, os habría acompañado a la cacería…. no os habría perdido de vista y los dos habríamos ido a caer en las manos de los caníbales….gracias a estar en prisión sigo vivo y he recuperado vuestra confianza!!

Si te gustó este relato, no dudes en RT, me gusta, reenviarlo o dejar tu comentario.

Por último, si estás angustiado por la situación por la que todos estamos pasando, este artículo te gustará: http://piensaenpositivo.com/crisis-actitud/ , si estás en el paro…este artículo te ayudará: http://piensaenpositivo.com/cansado-crisis/  y si quieres un cuento acerca de la No Violencia, este te gustará: http://piensaenpositivo.com/violenciatolerancia-cero/

Gracias, hasta pronto!!

4 comentarios

  1. Es cierto que en el momento que estamos pasando por una crisis, difícilmente podamos pensar que es para nuestro bien. Solo con el paso del tiempo, y una vez que hayamos elaborado nuestro duelo si es una pérdida, y queramos recobrar nuestro camino, nos daremos cuenta que lo que nos estaba pasando y creímos el fin del mundo, era en realidad, lo mejor que nos podía pasar para lo que venía después.

  2. admin

    Muy positivo tu comentario. Gracias! Es muy duro todo lo que está pasando, pero sólo el mirarlo desde una perspectiva diferente puede ayudar a ver la realidad de otra manera. Evidentemente el tiempo también ayuda, y mucho… siempre y cuando aceptemos los cambios que tenemos que incorporar a nuestras vidas.
    Un saludo!!

  3. Mónica

    Comparto tu opinión. Debemos buscar siempre el lado positivo de cualquier situación, con el objeto de afrontar problemas, solucionar conflictos, crecer personalmente, avanzar hacia adelante, alcanzar la meta marcada.
    La felicidad puede estar al alcance de todos, incluso en estos tiempos.
    Si eres una persona positiva pero el ambiente en tu trabajo es todo lo contrario, sonríe y contagia tu energía a los demás, supérate día a día y lo conseguirás.
    Si actualmente no tienes trabajo, aprovecha y formate, disfruta también de tu tiempo libre, tiempo de calidad para tu familia, amigos.
    Con paciencia, si actuas responsablemente y avanzas poco a poco como las hormiguitas, al final tendrás tu recompensa.

  4. admin

    Gracias, Mónica. Anima y reconforta tu comentario. Saludos!

Dejar una respuesta