Emociones positivas

Las EMOCIONES POSITIVAS sin duda alguna son el motor que nos impulsa hacia la satisfacción plena. Nos hace estar más activos, eficientes, capaces de “mover montañas”.
Suelo utilizar en terapia un ejercicio que llamo: Vida Trepidante. En una ocasión, una paciente me dijo que trepidante le sonaba a peligro, a actividades demasiado arriesgadas para ella. En estos casos, cojo el diccionario de sinónimos y antónimos y buscamos los diferentes significados de la palabra. Como siempre, depende de la visión de cada uno el significado que escoge de las mismas. Trepidante tiene que ver con miedo, temblor, pero también con vibrar, estremecerse.
Las emociones positivas nos hacen vibrar por dentro, nos mueven, incitan, cambian nuestra perspectiva de lo que vemos o nos afecta.
Dice María Pagés, en la contra de hoy: “Nos inventamos la vida y todo lo que pasa en ella”, cuán cierto! Todo depende del ángulo o significado desde el cual lo mires…
Una vida trepidante puede ser una vida llena de temores, o puede ser una vida que te haga vibrar, te llene, te complete, te haga lo suficientemente fuerte como para dejar a un lado los temores.
Tú cuál eliges? Cuál quieres “inventarte” (según María Pagés) o para qué tipo de vida quieres poner todos tus esfuerzos?

Deixa un comentari