Renovarse o llevar una pesada carga

El águila es el ave con la mayor longevidad de su especie. Su vida puede llegar hasta los 70 años. Pero hacia los 40 años sus uñas, curvas y flexibles, se endurecen y no consiguen atrapar a sus presas. Su pico, otrora alargado y afilado, también se endurece y curva demasiado. Sus alas pesan demasiado, ya que sus plumas aumentan de grosor y tamaño. Ya le es muy difícil volar!!
Al majestuoso águila le quedan dos opciones: morir o renovarse. Para empezar el proceso de renovación, el águila busca un refugio en lo más alto de una montaña, a salvo de posibles peligros. Cuando se siente seguro, empieza a golpear su pico contra la pared de la montaña, hasta que lo destroza. Espera pacientemente a que le crezca un nuevo pico, y con él se quita las viejas uñas y las plumas pesadas que le molestan. Todo este proceso dura unos 150 días, en que el águila permanecerá pacientemente esperando que le nazcan las nuevas uñas y un nuevo y brillante plumaje.
Cuando termina todo este proceso, el águila, majestuoso, dueño del cielo, empieza sus vuelos, rejuvenecido y preparado para otros 30 años de vida.

Todos nosotros nos preguntamos en innumerables momentos de nuestra vida: Por qué no renovarnos? Cuántas veces nos hemos “alejado” temporalmente de nuestro entorno y hemos estado sumidos en el silencio, o pensando, o elaborando objetivos diferentes para nuestra vida.

Es bueno y positivo darnos tiempo, elaborar nuestras dudas, re-elaborar nuestros objetivos, cambiar de rumbo. Es positivo liberarse de las ataduras, de las conductas y costumbres del pasado que no nos dejan avanzar. Ellas constituyen una pesada carga que nos impide avanzar, adaptarnos a las nuevas situaciones que se nos presentan, y fundamentalmente, nos llevan a un callejón sin salida donde no vemos opciones.

Cuántas experiencias negativas más necesitas para comprobarlo, para estar seguro de que las creencias y vivencias del pasado sólo sirven para atarte a dependencias, a complacer a los demás, a no cuidarte y quererte?

Relaja, cuídate, se honesto contigo mismo y toma las acciones correctas, las que te llevarán, como al águila, a nuevas oportunidades, a volver a recobrar el dominio de tu vida, en definitiva, a surcar, majestuoso como el águila, los caminos y sueños de tu vida.

Adelante, no te detengas!

6 comments

  1. Lea

    querido Salomón ,
    lástima que las personas no tengamos pico ni garras para renovarnos como las aguilas !! ellas saben que hacer para renovarse y recobrar el vigor y la ilusión . a nosotros nos cuesta más el cambio aunque . es cierto que con ilusíón fe y alegría nunca se envejece ..si el corazón quiere todo se consigue !1 muy bueno tu artículo como de costumbre .
    Un abrazo

  2. Querida Lina,
    Como de costumbre, agradezco tus hermosas palabras y que leas mis posts. Tu feedback es muy importante para mí.
    Con respecto a tu comentario… sí, es cierto que quizás al águila le resulte “más fácil”, pero tú sabes por qué… (tú especialmente)… las águilas y los animales tienen instinto, que no es aplastado por los pensamientos racionales que tenemos nosotros.
    Un camino fácil para realizar cambios en nosotros: tener un rumbo claro, y actuar de acuerdo a tu elección. En muchos casos nos desviamos, procura que sea poco tiempo, y regresa a tu camino, a tu rumbo. En muchísimos casos, el resultado no es inmediato… paciencia, si el rumbo es bueno para tí, seguro que aparece. Enfócate en el esfuerzo, no en los resultados. Si tu esfuerzo (deseos, convicción, acción) son profundos, el resultado llega.
    Un cálido abrazo.

  3. C.E.

    Muchas gracias por la reflexión, casi me ha parecido arte de magia que justo hoy hablaras de esto…me ha dado fuerzas, gracias.

  4. Anna C.

    Este mensaje llega a mi en el momento justo, leerlo me supone reforzar la responsabilidad que tengo para con mi vida. Aunque no tengo claro cual será todo el camino de renovación, voy dando pequeños pasos, que me afianzan en la confianza conmigo misma.
    Gràcias.

    Un abrazo

    Anna

  5. Jo Ga

    ciertamente lo importante es la manifestación de aprecio que
    manifiestan quienes te leen,
    entre los cuales me encuentro.

    ¡gracias! por tu esfuerzo editorial, es un buen cultivo
    de acercamiento hacia tu trabajo profesional.

    un abrazo.

  6. Sandra

    Muy bonita y enriquecedora la historia del aguila, pero hay de nosotros humildes seres humanos…. cuantos de nosotros seriamos capaces de realizar tamaño sacrifico… si con un simple dolor de cabeza nos morimos un poco!!! pero no perdamos la fe…. hay otro tanto de seres humanos capaces de hacer tremendo sacrificio por si mismos y por los demas con tal de verlos felices…

Deixa un comentari