Silencio Agresor VS. Silencio Esclarecedor

Hola a todos!!

Tenía pensado escribir hoy sobre feedback, pero al abrir mi ordenador, me encontré con muchos mensajes que de pronto me hicieron sentir atribulado. Eran mails enviados por gente que me quiere, de You Tube, o de cualquier otra procedencia, en donde se podía ver la enorme carga de violencia y agresión en la que vivimos.

La agresión y la violencia se pueden manifestar de innumerables formas. No sólo me refiero a la agresión física, sino también a la sutil forma de agresión que es el silencio. En esta sociedad acostumbrada a cuantificar y comparar, es evidente que la agresión física es la peor de todas, la que se castiga y se condena…. pero… y cuando no me comunico? cuando me guardo todo para mí sin expresarme? cuando no doy muestras de afecto y cariño? cuando no retroalimento positivamente a la gente que me rodea?… se podría considerar como una forma de agresión?

Yo creo que sí, y de hecho hay una corriente actual en la psicología que así lo considera. Personalmente pienso que es una forma de violencia que conduce “al otro” a un estado de indefensión total y produce grietas profundas en su autoestima. En la sociedad occidental se ha generado un nivel de silencio negativo que nos está conduciendo a la tribulación, duda, y falta de confianza.

Si yo no me expreso, “el otro” tiene un doble trabajo: 1) sin feedback, nunca podrá crecer, ya que nunca sabrá a ciencia cierta si su actuación fue correcta o necesita de alguna mejora. 2) al no haber respuesta, “el otro” interpretará el feedback (en este caso silencio) como un NO y tenderá a explicar la situación SOLAMENTE desde su punto de vista que, a su pesar, estará empañado por los “noes” recibidos, y retroalimentará ese bucle de negación o de sentirse ignorado.

El silencio es una de las formas de agresión más poderosas. Como un virus se expande en mi sistema emocional y me bloquea. Si no muestro mi parte vulnerable, si no me atrevo a decir “te quiero”, si no soy capaz de decirte lo mucho que me enseñas, si no soy capaz de cogerte de la mano y decirte gracias…no detendremos nunca la violencia, ni los desgarradores testimonios que vemos y escuchamos todos los días. Una de mis máximas es : Tolerancia cero a la agresión, del tipo que sea.

El cambio empieza por mí, aquí y ahora. En estas noches mágicas de primavera que estamos teniendo, te recomiendo que salgas a pasear por la playa y te dejes embriagar por otro silencio maravilloso, el de las olas rompiendo contra la costa, el de la naturaleza durmiendo, el del silencio del cosmos que nos rodea. Puedes hacerlo solo o quizás es momento de que vayas con alguien y aprendáis, quizás tomados de la mano, una nueva forma de comunicación. Este es un silencio positivo, que nos permite expresarnos, quizás no con las palabras, sino con la ternura de una caricia o de un momento único compartido.

Me despido, con la seguridad de que nos encontraremos en la playa…

15 comments

  1. El silencio, doble cara de la moneda. Por un lado resulta angustiante, desesperante, frío, agresivo…
    Por el otro, cuando es necesitado y compartido…tan bello que enmudece las palabras y no las hace necesarias…

    Gracias nuevamente por mostrarnos, con más claridad, el camino.

    ¡Un abrazo!

    Iván

  2. davidGmuns

    Ciertemante, la agresión puede ser expresada de múltiples maneras, entre ellas, el silencio. Pero tambien existe la reponsabilidad del que entiende el silencio del otro como una agresión o indiferencia hacia él mismo, al fin y al cabo, es su decisión sentirse agredido.

    Para que se produzca la agresión debe existir el consentimiento entre ambas partes, con la excepción de aquellas situaciones en las que, al encontrarse una de las partes en una clara situación de indefensión, no existe la posibilidad por parte de ésta, de repeler tal agresión.

    Dos no se pelean si uno no quiere, asi que, en una agresión entre partes iguales, existe exactamente la misma responsabilidad, tanto del que agrede, como del que se siente o es agredido. Y, desgraciadamente, las agrasiones más comunes, no son aquellas que nos muestran continuamente en los periódicos, aunque nos quieran convencer de ello. Las agresiones más comunes y frecuentes son, sin duda, las consentidas.

    Eso si, que a nadie se le ocurra decir nunca y menos públicamente algo como:¡las mujeres son maltratadas porque ells mismas lo consienten! No sería politicamnete correcto…Al fin y al cabo, la mia, no es más que una simple opinion. Si alguien se siente agredido por mi opinion, está en su derecho.

    Un abrazo,

    David

  3. Sunsi

    Silencio agresor, silencio esclarecedor me ha encantado. En ocasiones agresor y, en otras esclarecedor. ¡Cuánta verdad!

    Como alguien dijo, “el sentimiento más profundo se revela siempre en el silencio.”

    Un abrazo

  4. Enrique

    La más cordial bievenida a Organizaciones Inteligentes, agradeciendo el blog que nos compartes y por compartir un tema que va de la mano con el crecimiento personal, y que si lo aplicamos a una Organización Inteligente es la piedra angular de su desarrollo.

    Es bueno que las personas podamos interiorizarnos y escucharnos a nosotros mismos, y qué mejor momento que sería por ejemplo en una playa donde con solo oir el sonido de las olas uno se muestra como es y lo sabe trasmitir a los demás.

    Respecto a la agresión efectivamente una situación de indiferencia también puede ser una forma de agresión sutil, puede ser a su vez que exista una iinseguridad en quien quizás prefiera callar por no tener una posición clara de si misma, De cualquier forma ese feed back debe ser algo espontáneo para que se haga sin agredir a nadie y dentro de un círculo de confianza y afecto.

    Bienvenido y a tus órdenes.

  5. Natalia

    Fue un placer conocerte la semana pasada. Me pareces un profesional muy interesante, igual que tu blog.

  6. M@risa

    Me ha gustado la reflexión y es cierto que el “Silencio es muy significativo”

    Existe un refrán que dice: “No hay mayor desprecio que no hacer aprecio” es muy acertado para lo que explicas en el blog.

    Un saludo.
    M@risa

  7. tu reflexión me ha hecho pensar
    en que normalmente en mi experiencia personal, las personas que son comunicativas y extrovertidas
    me han resultado más confiables, que las calladas y reservadas
    en exceso.
    evidentemente en el termino medio hay sabiduría.
    hay un tiempo para hablar y otro para callar.

    los muy habladores terminan por ser agresivos, pues irritan al
    que tiene que soportarlos.
    y los muy callados, esconden lo que son y pueden perturbar la paz de los que buscan una comunicación saludable.

    ¿cómo confiar en quien se deja conocer?
    mucho silencio por parte de un individuo, puede
    llegar a ser molesto para quienes se relación con él.

    un cordial saludo.
    JoGa.
    .
    .

  8. Elvio

    Hola Salomón!
    Es muy bueno tu artículo, sólo quería comentarte que el “silencio agresivo” es muy usado, y personalmente lo he utilizado dándome excelentes resultados.
    Parecería que esta herramienta no debería aplicarse por los motivos que expusiste, pero, todo depende del rubro o situación donde la misma te obligue.
    Un caso, es la industria, y el manejo “serio” de las plantas industriales, por ejemplo de 500 personas o más.
    A veces, un buen silencio con tono agresivo hace alinear a aquellos sectores que luego del mismo entran a tomar decisiones, fruto de la presión de no responder, es como que ante una situación compleja, le devolvemos a alguien la pelota para que decida, pero ahora debe decidir con menos información (porque no tuvo respuesta) y la propia jerarquía hace caer la problemática por su peso y logra forzar las situaciones. Creo que en ciertas situaciones, y en ciertos lugares (no generalizado obviamente), el silencio agresivo tiene sus buenos frutos para realinear y forzar situaciones. Es el caso típico cuando un adolescente (varón) le falta el respeto a su padre; si éste tiene el suficiente equilibrio puede optar por un largo silencio que forzará la situación de reflexión del hijo, quien, si tiene valores ciertos, seguramente buscará acercarse para disculparse.

    Saludos.
    Elvio/Córdoba/Argentina

  9. Jordi

    Tengo que agradecerte esta gran propuesta que cada semana nos brindas.

    Estoy total mente deacurdo con este blog. Esta semana me puesto a reflexionar y me doy cuenta que hay mucha gente en mi alrededor que se encuentra con una pareja, amigos, jefe poco comunicativo.
    Esto les lleva a crear mucho estrés y problemas. En una empresa como en una relación, como en una comunidad de amigos es muy importante la comunicación.

    La expresión tal cual sin tapujos, sin ataduras.

    Solo puedo felicitarte y agradecerte esta puerta a la sabiduría.

    Saludos

    Jordi

  10. Antonio

    muy buen artículo Salomon!

    Sin duda y como dice el refranero:
    “No hay pero desprecio que no hacer aprecio”
    La falta o baja comunicación erosionarán o limitaran cualquier relación profesional o personal. Nos llevaran al malentendido y desengaño y tambien a engaño y prejuicio…

    Un saludo, Antonio

  11. Sandra

    Gran articulo, cae preciso en el momento que me ha tocado vivir, silencio agresivo de una madre a una hija, que terrible puede ser, un pequeño infierno, porque no decir las cosas tal cual son en el tono que sea necesario, deshacerse de todos los sentimientos malos que han quedado ahi metidos y no encuentran como salir…. que no daria yo por una buena discucion y al final decir.. si aprendí la leccion, sere mas cuidadosa en el futuro y todos quedar en paz… es dificil adivinar a que viene tanta cara larga y suspiros de tristeza… es peor que recibir muchos golpes… se pasa por tantos estados de animos que uno termina confundido… rabia, pena, dolor, impotencia, inseguridad y al final…. la gran culpa….
    Saludos

  12. Luis Alberto

    Según algunas personas dicen que el silencio a veces aparece cuando no no puede conseguirse una buena comunicación entre dos personas , ejm padre e hijo. Que opinan? Yo particularmente no estoy de acuerdo con esta persona.

  13. Marina Bermudez

    Mil gracias por la reflexión. Expresastes mejor que yo misma mi sentir.

  14. carolina

    No te imaginas como reflejo mi situación y como me ayudó en momentos que mas lo necesitaba, gracias.

  15. admin

    Cuánto me alegro Carolina, gracias por compartirlo!!

Deixa un comentari