El rey Akbar… solución enigma.

Los ministros movieron la cabeza a un lado y a otro pensando profundamente en el modo de solucionar el enigma. Al cabo de un rato se levantó uno de los ministros y colocó una cuerda más larga junto a la del rey Akbar. El rey y toda la corte se quedaron muy sorprendidos ante esa solución tan creativa e imaginativa.
Al lado de de esta segunda cuerda, más larga, la primera quedaba automáticamente más corta. No había sido cortada ni anudada, y sin embargo, parecía más corta.
Akbar propagó por todo su reino la solución al enigma. Gracias a esta parábola el pueblo aprendió a no sobrevalorar ni minusvalorizar la opinión de los demás. Simplemente, colocaban su cuerda al lado de la otra…
Cada cual puede decidir por sí mismo qué es más corto o más largo, qué es mejor o peor. Todo el mundo tiene derecho a expresar su “verdad”. Y desde entonces vivieron, el pueblo, los ministros y el rey, felices y contentos, pues siempre tenían en cuenta las opiniones de los demás.
Y colorín, colorado, esta parábola ha terminado…

Como dice uno de mis autores favoritos, Richard Bach : “PERSPECTIVA, UTILÍZALA U OLVÍDALA”.
La forma más ingeniosa de solucionar las dificultades, es tomar distancia del problema, tomar perspectiva, mirarlo desde muchos lados. Si tomamos distancia emocional del problema, veremos opciones creativas a la dificultad que nos preocupa.

Me despido agradeciendo a todos los que participaron y dieron soluciones. Como veis, no había una solución, sencillamente era la solución que ofrecía la parábola, para explicar una enseñanza. Te animo ahora que comentes qué aprendiste de esta parábola y si quieres, para mí sería muy bonito que explicaras qué criterio emocional usaste para llegar a tu solución, que por supuesto, también es válida.

Un afectuoso saludo

3 comentarios

  1. S

    Hola Salomón!

    Yo propuse doblar la cuerda simplemente porque al doblarla (simbolo de encerrarse sobre su problema o en una visión propia) la cuerda pierde su extensión (su máxima capacidad, su habilidad)… :)

    Un saludo!

  2. Estimada S.,
    Muchas gracias por tu comentario. Tú me conoces y sabes lo que te voy a decir: no es cuestión de encerrarse sobre uno mismo… siempre EXPANSIÓN.
    Un abrazote

  3. LE AGRADEZCO POR ESTA REFLEXION OPORTUNA.
    SR. PEDRO ALMEIDA M.

Dejar una respuesta