Amores de Alta Calidad (y II)

En los últimos 20 años y, fundamentalmente gracias a Internet, los cambios en la forma de comunicarnos han sido rápidos y drásticos. Intentamos convivir con ellos, pero a muchas veces, no somos capaces de adaptarnos.

En una sociedad donde es más fácil cambiar el móvil con el programa de puntos en lugar de llevarlo a reparar, hemos “aprendido” que es más fácil cambiar de pareja o amigos que “repararlos”. Esto, unido al bombardeo constante de la publicidad, en la que se nos muestra que total seguridad ligaremos si usamos desodorante Axel o si nos compramos ese último modelo de coche tan atractivo, hace que nos hayamos embarcado en la búsqueda de objetos externos a nosotros que nos ayuden a encontrar “lo que nos falta”. En definitiva, nos encontramos conque somos dependientes de objetos exteriores a nosotros para satisfacer la necesidad, que tenemos todos, de estar en equilibrio con nosotros mismos y, por ende, con nuestro entorno.

Ahora en terapia escucho, en demasiadas ocasiones, que, cuando me enfado con alguien, en lugar de comunicarme con él/ella y aclararlo, sencillamente lo “borro del facebook”…así de sencillo…

Es esto lo deseable? O nos estamos acercando peligrosamente a la imposibilidad de saber comunicarnos? Nos estamos creyendo todo lo que nos dicen en Gran Hermano?…todo lo que leemos en internet? En esta sociedad tan hedonista o narcisista, me estoy alejando del “otro”?

Evidente que sí, ya que cada vez más nos estamos alejando de nuestras necesidades emocionales, de comunicarme conmigo mismo y con mi entorno, de pensar que “lo fácil” sustituirá a lo verdadero: el autoconocimiento.

Hemos dejado de buscar dentro de nosotros, por eso nadie busca fuera… porque en realidad, nadie quiere encontrar, porque encontrar gente valiosa, significaría un mayor compromiso conmigo mismo y con “el otro”… y para qué? Como con los teléfonos móviles… es más fácil que me lo cambien…y en las relaciones humanas, es más fácil cambiar al “otro” que comprometerme y reparar una relación que se está rompiendo.

Quizás deberíamos pensar que es hora de desencontrarnos con nosotros mismos, y volver a reinventarnos, desde el autoconocimiento y el desarrollo de nuestras habilidades, para lograr entornos y relaciones de alta calidad. Siempre es un buen momento para empezar. Anímate!

Espero tus comentarios!! Hasta pronto!!

 

10 comments

  1. Yo justamente estoy escribiendo ahora un artículo donde hablo del encuentro con nosotros mismos en el silencio, y también en esos instantes de meditación y encuentro sincero y abierto podemos encontrar la puerta que abre otro corazón.Yo siento que en todo existe la posibilidad de crecer o retroceder, amar o ignorar, dar o retener, aun los medios modernos de comunicación pueden ser grandes puentes de comunicación y apertura sin que eso signifique que dejemos de lado el contacto cara a cara, piel a piel, que antes tuvimos.Hay que redescubrir la capacidad de comunicarnos desde el corazón.

  2. admin

    Muy interesante, gracias Gabriela!!

  3. Anna

    Querido salomón has dado en el clavo. Pienso que el mejor trabajo es el que hacemos con nosotros mismos, darnos aquello que incesantemente buscamos fuera. El sentirte solo, insatisfecho, pobre de afecto……nadie puede llenar este vacio, solo sintiéndote pleno, a gusto contigo mismo, queriéndote, respetándote, puedes compartir tu Vida. Sinó….se convierte en una búsqueda perpetua.
    Y mirar hacia uno mismo no debe dar miedo, aunque sea duro, vale mucho muchísimo la pena. Construyes tu Vida desde la alegria i el entusiasmo, y así lo compartes con los demás, no desde la necesidad. Ser valiente y atreverse a estar con uno mismo es ganar la partida y vencer la soledad, aunque vivas solo.

    Un abrazo con cariño.
    Anna

  4. admin

    Gracias Anna, y qué cierto lo que compartes!

  5. Ligia Margarita Gaitán Diaz

    Salomón:Estoy muy de acuerdo con tus comentarios,la verdadera comunicación se ha vuelto desechable cómo tantas otras cosas en nuestro funcionamiento de las relaciones,sí es cuestión de reflexionar en la calidad de ellas;recordemos que los medios tecnológicos de comunicación no debrerían reemplazar los encuentros persona a persona y con la intención de conocer verdaderamente al otro,otros.Gracias por plantear este tema.

  6. admin

    Gracias Ligia, estoy de acuerdo con tu planteo. Internet nos ha traído innumerables beneficios, pero creo que nos ha dado un golpe negativo en un área imprescindible e irremplazable: la comunicación y encuentros tú a tú. Un saludo!!

  7. esp.estrella

    Es cierto, los ñiños dejàn de serlo pronto, los hombres andàn pèrddos, las mujeres tambièn , los abuelos son apartados… y nos encontramos con demasiado desarraigo, o similar, quizàs llegar a conocerse uno es un reto muy fuerte, pero necesario para ubicarnos en el mundo tan marcado por una falta de valores o actitudes para estar bien con uno mismo y los demàs.Gracias por tu artìculo.Nos hace reflexionar

  8. admin

    Gracias a ti!!

  9. amalie

    Tienes mucha razón Salomón!!!, me ha pasado en varias oportunidades, la desconfianza y el descreimiento propio del ser humano dentro de una sociedad que ha perdido sus valores, sumado muchas veces al encuentro con “otros” en una relación despersonalizada como es en internet, donde también reina la desconfianza y el descreimiento de quién es ese Otro que está del otro lado y que se llama XXX y no sabemos si es verdad, corrompe un poco las relaciones. Nada es comparable con el encuentro, la mirada, el abrazo y la confianza. Ojalá retornen a mi vida!!!!….., para mí la soledad consiste en eso, en la falta de confianza en el otro, puede ser que partiendo de nuestra propia autoestima lastimada……… en fin, buenos tus artículos, excelente narración, admirable dulzura y compasión, espero encontrarte pronto!!!. Saludos y gracias por lo que brindás, cada día me devolvés un poco la confianza, al mismo tiempo yo tengo una necesidad enooooooooooorme de confiar. Saludos.

  10. admin

    Muchísimas gracias por tu entrañable comentario. Todos debemos trabajar porque retornen, como dices sabiamente, el encuentro, la mirada, el abrazo. La confianza se recompone cuando ves, en el tiempo, que no hay nada que perder! Confía, siempre confía… pronto tendrás tu recompensa.

    Un saludo!!

Leave a Reply