Desesperanza Fundada

Seguimos cometiendo errores… ya le han puesto “etiqueta” al sentimiento generalizado que  sienten, perciben, somatizan las personas como respuesta a la tan famosa “crisis”. Estos sentimientos generan conductas que afectan a numerosas personas, y que pueden ir desde un profundo sentimiento de agotamiento, pasando por trastornos del sueño, angustia, cansancio, apatía, aumento del consumo del tabaco y alcohol, llegando incluso a la depresión. La etiqueta le llama “desesperanza fundada”, lo cual me parece un error que, encima, legitima y autoriza esos síntomas que estoy sintiendo. “Desesperanza Fundada”…desesperanza…puedo llegar a estar de acuerdo, pero para nada estoy de acuerdo con el término “fundada”, ya que pareciera que todo esta “crisis” da razones fundadas y ciertas para que yo entre en una situación de pánico…. Y no es así!!

En enero de este año, publiqué un post: Crisis subjetiva, en donde la definía como a:  la crisis que percibimos, la forma en que pensamos que puede llegar a afectarnos la crisis.  Hay muchas personas que realmente no se encuentran influenciados por la crisis directamente pero sí sienten que están aflorando en ellos “síntomas de inadaptación” que los desajustan a nivel emocional por miedo a llegar a padecer dicha crisis. Este post está dirigido a aquellas personas que NO se encuentran afectados por la crisis, pero que están expresando síntomas de inadaptación. Para no repetir todo el post, te ruego que lo leas clickando en el siguiente enlace: http://piensaenpositivo.com/crisis-actitud/  . La palabra subjetiva me parece más correcta en tanto que alude a cualquier síntoma (tanto físico como psicológico)  que aparece cuando tengo una “visión distorsionada” de la realidad. Es verdad que hay una crisis, pero depende de cómo “vea o perciba” el problema, será la actitud que tome para solucionarlo.

Tanto si eres autónomo, empresario o asalariado, el bombardeo de los mass media y redes sociales, el trato de esta crisis por parte de la clase política (parece que están en Gran Hermano, echándose culpas y reproches todo el tiempo), el ver cómo se cierran negocios, la situación extrema de algún familiar o amigo,hacen que,  simplemente el hecho de pensar en la posibilidad de perder mi fuente de ingreso actúe como un detonante y empiece a exteriorizar mis miedos en forma de diferentes tipos de síntomas, que se resumen en un estado profundo de infelicidad y miedo. ¿Qué hacer? Promover en nosotros un cambio de actitud, similar al que tiene que hacer cualquier persona que se ve sometida a un profundo cambio en su vida (p.e. una enfermedad grave, un divorcio traumático, la pérdida de un ser querido). En definitiva, entender realmente qué es lo que estoy sintiendo, qué es lo que realmente necesito y hacer los cambios necesarios para reajustar “mi realidad” a mis verdaderos valores. Estas acciones me liberan del miedo a la pérdida de mi situación actual.

Tanto si eres un directivo, propietario, autónomo o asalariado te recomiendo que revises honestamente tu situación y entiendas qué es lo importante en tu vida desde estos  7 puntos básicos: el dinero, la calidad del trabajo, la salud, las relaciones familiares, las relaciones sociales, los valores personales y la libertad individual. Esto te dará las herramientas necesarias para seguir siendo proactivo en esta situación que se percibe como muy complicada.

Mi equipo y yo tenemos programas especializados para reconducir la situación de “síntomas de inadaptación”, no dudes en consultarnos! Estamos para aclarar tus dudas en: salomon@piensaenpositivo.com

Recuerda: no es “desesperanza fundada”, son sencillamente síntomas que son fáciles de reconducir y que harán que tú domines la situación y no que la situación te domine a ti. Se trata de reeducar el cerebro racional (que es el que comete errores por un sistema propio de acción) y que comparta las decisiones con el cerebro emocional (que es más cauto y más “sabio” pero que por su sistema propio de acción es más lento y por ello el cerebro racional siempre gana la partida: que es igual a decir que por este sistema propio de pensamiento es por lo que los seres humanos “somos los únicos que tropezamos con la misma piedra dos veces”).

Por último, ya sabes, si te gustó este post, o crees que le puede ser útil a un conocido: pásalo! Hasta pronto!!

Leave a Reply