Tentaciones

 

Utilizando la ironía y el sarcasmo, permitidme que os cuente una vieja historia:

Como la empresa no iba bien, la diosa Tentación  decidió hacer una liquidación de stocks o outlet, como se dice ahora. No tuvo más remedio, ya que los años anteriores, muchos especuladores habían hecho uso de sus tentaciones y a pesar de que había ganado muchos adeptos, ahora se encontraba bastante sola y sus ventas habían disminuido, debido a la crisis y a que sus clientes estaban muy ocupados contando el dinero que habían ganado. Por todo ello, Tentación  puso un anuncio en e-bay con gran éxito, y estaba muy atareada atendiendo a sus nuevos clientes en su outlet. Estaba vendiendo un conjunto de mercancías fantásticas a un precio de super-rebajas: piedras para hacer tropezar a los honestos, espejos que aumentaban la importancia y/o status del que se miraba en él, gafas que disminuían la importancia de los demás, perfumes para alejar al compromiso con el otro, cemento para construirte tus muros, grabadores de cotilleos y mentiras. Se habían agotado totalmente los programas de “mira quién te bloqueó en el whatsapp” y uno, muy novedoso, que te enseña paso a paso cómo vigilar el móvil de tu pareja. Seguro de la fidelidad de sus clientes, la diosa Tentación  gritaba: No se preocupen por el precio, tengo financiación sin intereses en 40 años, o bien el último plan del mercado, te valoro tu casa y la volvemos a hipotecar… en fin, que la Tentación  poseía el más avanzado equipo de marketing on line en twitter y facebook para hacer que su negocio prosperara. Uno de los visitantes se fijó que, tiradas en un rincón, había dos herramientas que parecían muy usadas y que pasaban desapercibidas ante el brillo y esplendor del resto (Tentación  había contratado al mejor Visual Merchandiser, tenía años de experiencia en Zara y HM!!). Al cliente le llamó la atención el hecho de que fueran carísimas. Curioso, quiso saber la razón de aquella aparente incoherencia. – Están gastadas porque son las que más uso, le dijo Tentación  al cliente. Si llamasen mucho la atención, las personas sabrían cómo protegerse…y, sin embargo, bien valen ambas el precio que pido por ellas: una es la Duda y la otra, el Compararse con los Otros. El resto de las tentaciones pueden fallar en un momento dado, pero estas… estas siempre funcionan!! Si te ha gustado esta reflexión, no dudes en compartirlas, un RT, un “me gusta” y por supuesto, tus comentarios nos ayudan a todos!! Hasta la próxima!!

Leave a Reply