Erase una vez…

Erase una vez, que en Liverpool, Inglaterra, vivía un profesor de música. Sus propias limitaciones le hacían creer que su vida no tenía el sentido que él se había imaginado que llegaría a tener y desmotivado, iba al colegio donde impartía clases.
Su ánimo estaba tan impregnado por sus creencias negativas, que optó, sencillamente, por poner música clásica a los niños en las horas de clase, y salir a fumar al pasillo. Así transcurría su vida, pensando en sus limitaciones, poniendo música a sus alumnos y fumando cigarrillos.
De pronto un día se dio cuenta, entre cigarillo y cigarrillo, que sus alumnos cambiaban la música clásica por una melodía diferente, absurda según él, una canción que se titulaba “Twist and Shout”, de un grupo que hacía furor en todo el mundo y que se llamaba, según sus alumnos, The Beatles.
También sus alumnos le comunicaron que dos de los componentes habían estudiado con el profesor: George Harrison y Paul McCartney.
Había tenido al 50% de la mítica banda entre sus alumnos….
El final de este cuento, te dejo que lo pongas tú…

Este historia ha sido inspirada por la entrevista de La Contra de La Vanguardia publicada el 3 de noviembre, en la entrevista a Sir Ken Robinson, de la misma manera que lo fue mi post anterior “Pensando con los pies”. Sir Ken Robinson dice en la entrevista que “la creatividad se aprende al igual que se aprende a leer”. Yo también pienso lo mismo, quizás agregaría que a veces es difícil remontar, pero no imposible, las limitaciones que nos imponen para que nuestra creatividad salga a “borbotones”.

Espero con afecto vuestros comentarios.

9 comentarios

  1. Ma.Cruz

    Como aficionada al baile me ha encantado el anterior, pensando con los pies …

    un saludo. Mari Cruz

  2. Selena

    Muchas gracias! Es lo que necesitaba.
    Saludos

  3. Raúl

    Yo le pondría el siguiente final: una historia de lo que no debemos de hacer los profesores. tenemos niños con talentos especiales, no todos deben de estudiar medicina, arquitectura o lo que quieran sus padres, cada uno debe de ser lo mejor en lo suyo.
    un saludo

  4. Inma

    yo tuve profesores así, y así es mi vida, triste y vacía porque me echaron del cole.

  5. C.B.

    Yo creo que los profesores tenemos que involucrarnos y darlo todo por los niños.

  6. J.F.

    Yo fui abusado por un profe, y me lo sigo callando, soy incapaz de sacarlo fuera.

  7. Maite

    Vaya profe!

  8. David

    Sobre el cambio:

    “Cabe distinguir dos modos de ser: se puede ser en acto y se puede ser en potencia. Por acto se entiende aquello que una cosa es en un momento concreto. Por potencia, en cambio, se entiende la capacidad que esa cosa tiene de llegar a ser algo que todavía no es, pero puede llegar a serlo, lo es en potencia. Es, por tanto, la potencia un no-ser relativo. Así pues, podemos definir el cambio como el tránsito o el paso de la potencia al acto, es decir, de un modo de ser (ser en potencia) a otro modo de ser (ser en acto) dentro de un mismo sujeto.”
    Aristóteles

    Conclusión:

    Si tratamos al individuo como lo que es (ser en acto), seguirá siendo lo que es. Si, en cambio, lo tratamos como lo que puede llegar a ser (ser en potencia), no solo solo será lo que es, sino que, además, estimularemos su capacidad de ser aquello que todavía no es (no-ser relativo) pero puede llegar a serlo.

    Obviamente y por extensión, si queremos cambiar; transformar nuestra vida, podemos y debemos aplicar esta máxima Arístotélica a nosotros mismos. Cabe decir, por tanto, que: una buena manera de conseguirlo es respondiendo estimulantes preguntas, formuladas por un “coach” competente en la materia, que nos obliguen a “sacar a flote” lo mejor de nosotros mismos; aquello que todavía no somos (realidad relativa), pero podemos llegar a ser (objetivo). ;-)
    Gràcies. Una abraçada.

    David G Muns

  9. Javier

    Este Post me ha hecho reflexionar sobre las grandes diferencias que ya se han creado entre ‘Parados de larga duración’ y ‘Orientadores Laborales’ o ‘Técnicos de RRHH’.

    En teoría, todos tienen el mismo fin, pero parece que hablen idiomas diferentes o que vivan en universos paralelos.

Dejar una respuesta