No hagas caso

Otra de las tareas importantes que deberíamos de realizar continuamente es NO hacerle caso a nuestras expectativas. En un artículo anterior hablaba de dudar de la duda, en este caso hablo de, directamente, de hacer caso omiso de nuestras expectativas.

No tener expectativas acerca de lo que yo quiero que suceda es uno de los pilares para que nuestra vida funcione de forma más sencilla y tranquila. Pongamos un ejemplo: si tengo una cita y me hago una imagen de “como debe” de venir vestid@, comportarse, de qué debe hablar o no, estoy “esperando” un comportamiento y no le estoy permitiendo al “otro” mostrarse tal y como es. Las expectativas destrozan la espontaneidad, la creatividad y crean un marco irreal de “lo que debe ser”. Evidente que tiene que haber una compatibilidad, pero muchas veces juzgamos por hechos tan simples e incontrolables que hacen imposible que alguien cumpla con mis expectativas. Yo le llamo a esto “mi excel”, es decir, si no está en la fórmula (como en el programa informático) no encaja y fuera. Es tu excel complicado? Revísalo… a lo mejor, por tus circunstancias personales, te has forjado un excel que ni el mejor de los informátic@s podría descifrar.

Esto sucede en todos los ámbitos de nuestra vida. No te ha pasado que te has encontrado diciéndote: Ainssss…. si tuviera “esto”, sería perfecto!! NADA ES PERFECTO, tú no eres perfect@, yo no soy perfect@, lo que nos sucede aquí y ahora es perfecto!! Abajo las expectativas, no vayas pensando que vas a salir con el trabajo de la entrevista…que es el chic@ perfecto… que tu hij@ debería de comportarse como tú quieres. Las expectativas conducen a la frustración, ya que, en la inmensa mayoría de las veces, jamás conseguirás que todo salga como tú quieres que salga. Escucha, observa, pregunta y luego piensa detenidamente si es necesario cambiar al “otro” o a la “situación” o merece la pena quitar algunas expectativas de tu Excel.

Si te ha gustado esta reflexión, ya sabes, un me gusta, RT, compartirlo con tu entorno y por supuesto, un comentario nos hace crecer a todos. Hasta pronto!!

6 comentarios

  1. Alexandru

    Pues no lo se ! Acabo de leer esto pero no me convenció mucho.
    Precisamente para apartar cualquier duda, propongo debatir otro tema.
    ” ¿Estamos donde estamos por no tener expectativas? ¿ Supimos ver e interpretar correctamente las expectativas que nos planteaban nuestros interlocutores? ¿Es verdad que “Las expectativas destrozan la espontaneidad, la creatividad y crean un marco irreal de “lo que debe ser”?

  2. Egm

    Pues ahí si que tienes razón
    Vale más la pena vivir el momento y evitar centrarse en las preocupaciones. Estas ya vienen solas.

  3. admin

    Gracias Egm por tu comentario. Disfrutar de lo que tenemos no hace más completos, creativos y nos da la fortaleza para seguir confrontando las dificultades cotidianas.

  4. admin

    Gracias por tu comentario, Alexandru. Ahí queda…con la salvedad que es un debate muy profundo y no creo que sea el espacio apropiado. Hago la aclaración que en el artículo hablo de expectativas irreales, por poner un ejemplo “torpe”, si yo, que tengo 59 años, empiezo a practicar natación (y tengo que empezar de cero, porque no tengo ni idea) y mi expectativa es de llegar a competir en las próximas olimpíadas, estamos hablando de una expectativa irreal y que evidente me va a llevar a la frustración. Si hablamos de las positivas, evidente que llevas razón, por ejemplo, si mi pareja me dice que odia el color amarillo, pues regalarle un ramo de flores de color amarillo es como decirle “no te quiero escuchar”, lo cual crea una situación que hubiera sido muy fácil de evitar, ya que la expectativa de mi pareja es fácilmente alcanzable. En fin… aquí queda el debate abierto,con mi deseo que participen muchos.
    Un saludo

  5. Totalmente de acuerdo, las expectativas condicionan y contaminan lo que debe ser. No podemos permitir que nuestro ego moldee las circunstancias a su gusto para acallar sus temores.

    Las expectativas nos aprisionan e implican que nos aferramos a lo que la mente espera.

    Un placer descubrir este blog

  6. admin

    Muchísimas gracias, Ma. Jesús!!

Dejar una respuesta