Qué es el Coaching? (II)

Continuando con esta serie de artículos, te recuerdo que en la primera entrega hice una breve reseña de lo que aparece en Wikipedia como definición de Coaching y, dentro de los objetivos del mismo, seleccioné los que me parecen a mí relevantes a tener en cuenta dentro de esta serie de mini-entregas.

En éste post, como primera acción, hago un copia y pega de la definición de Coaching según la ICF (International Coach Federation), una de las primeras Asociaciones que se diseñaron para, entre otras cosas, regular esta técnica:

“El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.”

Dejo que saques tus propias conclusiones entre las dos definiciones que hasta ahora he expuesto. Evidente que las dos son claras, correctas y sanas. Dicen las dos, o yo lo entiendo así, que el Coaching es un proceso de aprendizaje que tiene un principio, desarrollo y fin. Trabajando con el nivel de creencias del Coachee y aumentando su autoestima,  por ende, se logra una mejora en su calidad de vida, ya que, teniendo las herramientas adecuadas, todos podemos actuar mejor, más organizadamente, delegar tareas, priorizar lo importante y sabemos manejar mejor las urgencias.

Muy importante es señalar que el ICF define la responsabilidad del Coachee, que son (de nuevo, hago un copia y pega):

  • Descubrir, aclarar y definir lo que el cliente quiere alcanzar
  • Estimular el auto-descubrimiento del cliente
  • Suscitar soluciones y estrategias generadas por el propio cliente
  • Mantener en el cliente una actitud responsable y consecuente

 

Perfecto, vamos por buen camino! De nuevo, el cambio se produce en el Coachee, el Coach sólo es un mero instrumento para que se logren los objetivos. El Coaching se compone de una serie de herramientas, que, bien aplicadas, ayudan a descubrir lo que realmente el Coachee quiere lograr, estimulando su autoconocimiento desde una actitud responsable  y consecuente para que el mismo proceso le lleve a darse cuenta de que existen muchas opciones que quizás no había contemplado. De ésa manera, el Coachee genera nuevas estrategias para la consecución de sus objetivos.

Y aquí termino con esta segunda entrega. Antes de continuar con otras definiciones, me gustaría, en la tercera entrega, entregaros algunas reflexiones sobre el Coach, su motivación al elegir esta profesión y algunas pautas que considero a nivel particular que hacen “grande” a un Coach.

Os parece? Espero vuestros comentarios!!

En el seminario “Anatomía del Éxito” hacemos que estas básicas reglas del Coaching te las lleves puestas, para que la puedas usar en cualquier momento. Toda la información en: http://piensaenpositivo.com/estudiando-conmigo/anatomia-del-exito/

Dejar una respuesta