Qué es el Coaching? (IX)

En la última entrega desarrollamos la técnica de las Preguntas Poderosas y me comprometí a desarrollar hoy el concepto de Feedback, desde el punto de vista del Coaching.

Antes de entrar en tema, me gustaría dar una definición de Feedback y señalar que el término se desarrolló a partir de la Segunda Guerra Mundial, cuando los norteamericanos estaban perfeccionando las señales de radar: lo que se pretendía era subir la mayor cantidad de información para lograr una máxima aproximación a los objetivos trazados. De ahí feed (alimentar) y back (vuelta), ya que los radares funcionaban ingresando información que retornaban en forma de datos.

El término feedback se adoptó, desde el punto de vista social y psicológico por el conductismo, y se define como el  el proceso de compartir observaciones, preocupaciones y sugerencias, con la intención de recabar información, a nivel individual o colectivo, para intentar mejorar el funcionamiento de una organización o de cualquier grupo formado por seres humanos.

En Coaching el feedback proporciona informaciones relacionadas con el pasado o sobre un entendimiento/emoción/sentimiento vigente, transmitidas en el presente y destinadas a modificar el futuro.

Para que exista Feedback, debemos aclarar que NO se trata de una crítica, aunque sea “constructiva”. El feedback, usado dentro de la técnica de Coaching es siempre un comentario positivo y que se puede desarrollar  y conduce a un cambio de paradigma.

Para que quede un poco más claro, éstas son las diferencias de un feedback bien devuelto y una crítica, aunque sea “constructiva:

Objetivos Feedback: Dirigido a la mejora. Estimulante. Basado y dirigido a hechos. Concreto. Centrado. Busca soluciones, creando el espacio para nuevos desarrollo y opcines de crecimiento. Busca eliminar el pasado o causas subayecentes. RESPONSABLE (el que lo da habla en primera persona, asumiendo el riesgo). Continuo, creativo y proactivo.

Resultados visibles de la crítica: Muestra emoción negativa. Orientada a los fallos. Modo de descargar ira. Desmoralizadora. Centrada en el pasado. Busca culpables. Crea frustración e inhibe la acción. DISIMULADA (el que la hace, habla en tercera persona, eludiendo el riesgo).

Como veis, las diferencias son abrumadoras. Para dar un buen feedback hay que estar muy centrado en los objetivos, tener mucho autoconocimiento y practicar la escucha activa y la asertividad. En resumen, dando feedback se suma, ya que se abren nuevos horizontes, actuando como generalmente se hace todavía en la mayoría de los colegios, familias y empresas, y aunque la disfracemos de “críticas constructivas”  lo que estamos haciendo es orientar hacia las dificultades, a resaltar el fracaso o lo no conseguido, con el consiguiente sentimiento de culpa, inestabilidad y miedo a la acción.

Espero vuestros comentarios con ansiedad positiva, y os recuerdo que también podéis encontrar contenidos diferentes en mi Twitter: http://twitter.com/#!/piensanpositivo (aquí también publico en inglés) o en Facebook: http://www.facebook.com/piensaenpositivo

Hasta pronto!!

 

Dejar una respuesta