San Valentín sin murallas.

Hay un relato sobre un hombre que rezó en el mismo lugar durante 25 años. Un día, el Baal Shem Tov (Cabalista del siglo XVIII) se acercó a él y dijo: “Shalom aleijem” (este es un saludo que sólo se dice cuando no has visto a alguien en, al menos, tres días).

¿Por qué dices ‘Shalom aleijem’? Me ves todos los días!. Contestó el hombre que rezaba siempre en el mismo lugar al saludo del Rabino.

Tal vez tu cuerpo ha estado aquí, pero he sentido que  tus pensamientos estuvieron en un lugar diferente, contestó el Rabino.

 

Cuántas veces estamos físicamente cerca de las personas pero “en otro lugar” emocionalmente?

Es posible estar al lado de una persona y, a pesar de ello, estar muy apartados. A través de los años, por las experiencias vividas, construimos murallas  para evitar el compromiso emocional con las personas que queremos. Esas murallas se van extendiendo logrando que incluso nuestros pensamientos estén en otro lado… nos convertimos en “ausentes”,  en personas que sobreviven en un mundo que sentimos como “hostil” y nos refugiamos en el pasado o imaginando un futuro que nunca llega.
Si te crees que estas murallas te protegen sólo en lo emocional, lamento comunicarte que no es así. Esta “invalidez emocional” se traslada a todos los ámbitos de tu vida, alejándote de tus objetivos en lo laboral, en la salud, y por supuesto en el amor. Cómo vas a involucrarte y comprometerte con tu trabajo, tus objetivos, tu salud si crees que “te han herido”?. Despierta! Si no derribas tus murallas y te comprometes con TU vida, TU vida no se comprometerá contigo, e irás a la deriva, ausente, solo, confundido, buscando algo que nunca llegará, ya que las murallas se habrán hecho tan fuertes, gordas y altas que NADIE podrá ni querrá derribarlas.

Para mí,San Valentín no sólo es el día de los enamorados, es  un día en el calendario en donde podemos renovar nuestro amor con la vida. Los que amamos la vida, estamos comprometidos con la ella, contigo y con nosotros mismos. También es un buen momento para empezar a  derribar murallas y comprometernos con  todas las personas que queremos y, lo más importante: permitir que se acerquen. No tengas miedo, el fuego del cariño nunca quema, sólo calienta e ilumina.

Te deseo un día especial, comprometido, sin murallas, en donde puedas dejar salir el maravilloso mundo interior que guardas dentro tuyo.  Asimismo te recomiendo, para todos los días del año, este post: http://piensaenpositivo.com/dia-del-trampolin/

Espero con afecto y cariño tus comentarios, por aquí,  TW, FB, Linkedin, Xing…como ves, es muy fácil empezar a derribar murallas, basta un sólo click y COMPARTIR.

 

Dejar una respuesta