Seré muy breve…

Bueno y breve, dos veces bueno. Por ello hoy voy a ser breve. Os paso una clave para vivir en armonía, mejor dicho, dos: 1) No sufras por pequeñeces. 2) Todo son pequeñeces!! Piénsalo… a que es cierto? En realidad, lo que importa es que estés en equilibrio, contigo y con el mundo, así que… suéltalo ya! No merece la pena aferrarse a pequeñeces. Eso sí, para completar el círculo: Agradece todo lo que tienes, aunque te parezca que no es suficiente…, créeme, es lo suficiente para hacerte avanzar. Sigue adelante! Y ya sabes… si te encuentras en un callejón sin salida… te dejo con la pregunta: qué harías?

5 comentarios

  1. TeresaRo

    Pues volvería al principio del callejón y escondería otra calle sin complejo de haberme equivocado al revés ahora ya tengo algo en claro : se cual es el callejón que no me conduce a nada ,,

  2. admin

    Muy buena respuesta Teresita, una gran solución. Saludos

  3. Liss

    Muy práctico lo de volver al inicio … a veces búscamos las salidas más rebuscadas, cuando la solución a veces es más sencilla de lo que parece ! pero… como empezar a estar en equilibrio , conmigo y con el mundo ?? justamente ayer pensaba sobre ésto…
    Gracias por tu blog Admin.

  4. admin

    Gracias Liss por tu comentario. Hay muchas formas de volver a estar en equilibrio…una de ellas es soltar, tirar, alejarte de las personas o situaciones tóxicas. Un saludo!!

  5. Graciela

    Siempre hay una salida! Se trata de no insistir porfiadamente por el camino conocido (por mandato consciente o inconsciente).Si soltamos los mandatos el camino liberado aparece! La solucion esta en el mismo problema. Podemos crear un nuevo camino. No nos limitemos. No creamos en murallas!

Dejar una respuesta