Sintonía

La sintonía o, como solemos decir, “estar en la misma onda o vibración”, aporta alegría, compenetración, ideas nuevas y hace que la solución de las dificultades sean más creativas y rápidas. Estar en sintonía requiere de mucha tolerancia y empatía. “Ver” al otro y a sus necesidades nos vuelve mucho más comprensivos y hace que el “otro” nos vea.

Si no estamos en sintonía con nosotros mismos y con nuestro entorno, lo cotidiano se vuelve difícil, áspero, complicado y tóxico,  no dejando espacio para soluciones positivas y abriendo, con mucha facilidad, el camino al conflicto.

En Barcelona ciudad el lunes es festivo, tenemos todo el fin de semana y un día más para practicar el estar en sintonía. Te animo a ello y por este motivo quiero compartir con vosotros este diálogo, que podréis leer próximamente en mi ebook:  ”Diálogos entre el Sultán y el Sabio”.

Luego de haber paseado largamente por su jardín, y habiendo respirado la paz que inundaba el mismo, regresaba el Sultán a palacio pletórico y en paz consigo mismo. En el camino de regreso se encontró con el Sabio, y le dijo:

-          Debo de agradecerte todos los desvelos y sabios consejos con los que has aportado alegría y paz a mi reino.

-          Gracias, Majestad, contestó el Sabio, tus palabras demuestran que en realidad, cuando estamos en sintonía, los dos aportamos alegría y paz al reino.

Si os gustó… ya sabéis, un RT, me gusta, reenviarlo a vuestro entorno y/o un comentario es percibido por mí como un logro. Gracias y hasta pronto!!

Dejar una respuesta