Una violeta valiente

Hoy quería compartir con todos vosotros un hermoso cuento de Khalil Gibrán (1883-1931), el famoso poeta libanés, con una historia personal bastante compleja y de desarraigo, que prometo contarosla en otro momento. He hecho una adaptación del mismo, aquí va….

La violeta valiente

Había en un bosque solitario una bonita violeta que vivía, satisfecha, entre sus compañeras.
Cierta mañana, alzó su cabeza y vio una rosa que se alzaba, por encima de ella, radiante y orgullosa.
Gimió la violeta diciendo:
- Poca suerte he tenido entre las flores. Humilde es mi destino! Vivo pegada a la tierra y no puedo levantar mi cara hacia el sol como lo hacen las rosas!
Y la Naturaleza la oyó y le dijo:
- Qué te ocurre, hijita mía? Las vanas ambiciones se han apoderado de ti?
- Te suplico, oh Madre Poderosa -dijo la violeta-, que me transformes en rosa, tan siquiera por un día.
- No sabes lo que estás pidiendo -respondío la Naturaleza-. Ignoras los infortunios que se esconden tras la apariencia de las grandezas.
- Transfórmame en una rosa esbelta -insistió la violeta-. Y todo lo que me acontezca será consecuencia de mis propios deseos y aspiraciones.
La Naturaleza extendió su mágica mano y la violeta se transformó en una rosa suntuosa.
Y en la tarde de aquel día, el cielo se oscureció y vientos y lluvias devastaron el bosque. Y los árboles y rosas cayeros abatidos. Solamente las humildes violetas escaparon de la tormenta.
Y una de ellas, mirando alrededor de sí, dijo a sus compañeras:
- Mirad, hermanas, lo que la tempestad hizo de las grandes plantas que se levantaban con orgullo e impertinencia.
- Nosotras nos apegamos a la tierra -dijo otra-, pero escapamos a la furia de los huracanes.
Y dijo una tercera: – Somos pequeñas y humildes, pero las tempestades no pueden con nosotras.
Entonces, la reina de las violetas vio a la rosa que había sido violeta, extendida sobre el suelo, como muerta. Y dijo: – Ved y meditad, hijas mías, sobre la suerte de la violeta ilusionada por su valentía, Que su infortunio les sirva de ejemplo!
Y oyendo esas palabras, la rosa agonizante se estremeció y apelando a todas sus fuerzas, dijo con voz entrecortada:
- Oidme, hermanas satisfechas y seguras. Ayer era como vosotras, humilde y segura. Más la seguridad que me protegía también me limitaba. Podía continuar viviendo como vosotras, pegada al suelo, hasta que el invierno me envolviera con su nieve y me llevase hasta el silencio eterno, sin los secretos de las glorias de la vida, más allá de lo que conocer y que innumerables generaciones de violetas jamás conocieron desde que hubo violetas en el mundo.
Pero escuché, en el silencio de la noche, y oí al mundo superior decir a este mundo: “El objetivo de la vida es alcanzar lo que hay más allá de lo que se ve”. Pedí entonces a la Madre Naturaleza (que no es sino la exteriorización de nuestros sueños invisibles) que me transformara en una rosa. Y la Naturaleza en su bondad accedió a mi deseo.
Viví una hora como una rosa. Viví una hora como reina. Y ví el mundo con los ojos de una rosa.Y escuché la melodía del éter con los oídos de una rosa. Y acaricié la luz con los pétalos de una rosa. Puede alguna de vosotras decir que ha sentido la honra que he vivido yo?
Muero ahora, llevando en el alma lo que el alma de violeta alguna jamás experimentó. Muero sabiendo lo que hay más allá de los horizontes estrechos en que nací. Y este, para mí, es el objetivo de la vida.

Os gustó?
A veces, es duro y doloroso salir de nuestra zona de comodidad y atrevernos a romper nuestras limitaciones, pero a su vez es sencillamente maravilloso, gratificante y generoso hacerlo, por tí y por todos!!
Te deseo  que cada día de tu vida sepas romper con las limitaciones que te impiden ver, sentir, oler, escuchar con los verdaderos sentidos: los que se adquieren trabajando para y por una autoestima equilibrada.

Si te gustó esta reflexión, ya sabes, un “me gusta”, un RT, compartirlo con tu entorno y por supuesto, tu comentario, nos hace crecer a todos más rápidamente. Un saludo y hasta pronto!!

2 comentarios

  1. jesus lopez

    todo esta en cda uno somos parte de la energia divina capaces de hacer de nuestra vida un exito o un fracaso atte jesus lopez jaimes

  2. dora

    hermosa reflexión sobre el crecimiento personal.

Dejar una respuesta