Ver la oportunidad

Hola a todos!

Luego de un tiempo sin publicar, regreso!. Os agradezco a todos la paciencia y el que hayáis seguido manteniendo el nivel de visitas. Millones de gracias!! Este tiempo en que he estado desconectado lo he aprovechado para terminar mi e-book “Diálogos entre el Sultán y el Sabio” que próximamente publicaré por internet.

Quería aprovechar este regreso al mundo online para compartir con vosotros una historia real y de la cual aprendí mucho este verano (he cambiado, por confidencialidad, algunos datos). Habla de lo importante que es estar muy atento a las oportunidades que nos presenta la vida y de la enseñanza que siempre intento infundir en todos mis escritos: la oportunidad a veces se presenta en situaciones pequeñas, que conducen a algo más grande o, dicho de otro modo: no hace falta que veas el final de la escalera, basta con que empieces a subir el primer peldaño. Paso a relataros la historia (que aparecerá en mi libro):

Era una calurosa tarde de verano, y nos hallábamos todos sentados en el sillón de casa, al fresco de la brisa que entraba por los amplios ventanales del salón. Disfrutaba de la visita de una gran amiga, de esas pocas personas que te acompañan, a pesar de las dificultades, largo tiempo en la vida. Había venido con su nieto, de 10 años y, entre refrescos y helados, transcurría amablemente la tarde. He de decir que mi amiga no ha tenido una vida fácil, y en los últimos años, parecía que todo se había complicado mucho más. Sin embargo, desde hacía unos meses notaba que, cuando hablaba con ella por teléfono, la encontraba más relajada y tranquila. Me decidí a preguntarle  acerca de cómo había logrado cambiar las situaciones negativas que abundaban en su vida. Mi amiga empezó a relatar lo sucedido, mientras todos escuchábamos atentamente la historia.

- Hace unos tres meses -empezó diciendo- un amigo de mi marido falleció. Sus hijos, al acomodar las pertenencias de su padre, encontraron una caja llena de discos de vinilo antiguos y decidieron entregársela a mi marido para que la mantuviera como recuerdo de su amigo, sabiendo además, que escuchar esos discos era uno más de los innumerables motivos para los encuentros semanales que mantenían. Mi marido, emocionado, recibió con alegría la caja y, al llegar a casa, empezó a investigar su contenido, relatándome las vivencias maravillosas con su difunto amigo. La tarea de ver lo que contenía la caja duró algunos días, ya que mi marido se detenía amorosamente en cada recuerdo. Al tercer día, propuse vaciarla toda, limpiar bien las caratulas y acomodar los discos en el mueble del salón. Al vaciar la caja, encontramos que, dentro de una de las caratulas había, en lugar de el disco correspondiente, había una inmensa cantidad de billetes de 500 euros. El asombro fue inmenso, no nos lo podíamos creer!. La duda, para qué voy a mentiros, también fue inmensa… qué hacer con ese dinero? devolverlo? quedárnoslo? era una prueba de sus herederos?. También he de deciros que la duda duró poco, ya que a los pocos minutos estábamos llamando a los herederos para contarles lo sucedido. Ellos se presentaron inmediatamente, nos agradecieron y se marcharon.

Se produjo un silencio, en el que todos esperábamos que mi amiga continuara con su relato, pero su nieto preguntó:

- Y eso es todo, abuela? cómo es que dices que eso cambió tu vida? no entiendo…

- Te explico, cariño -respondió mi amiga. Si nos hubiéramos quedado con el dinero, nadie se hubiera dado cuenta, pero hicimos lo que teníamos que hacer, tomamos la elección correcta, y bien sabes que nos hace falta dinero!

- Por eso te lo digo…no entiendo…

- Mira, a partir de ese momento, empezaron a pasar cosas muy bonitas en nuestras vidas: tu abuelo consiguió trabajo, que con su edad es casi improbable, a tu tío lo ascendieron en su trabajo, con lo cual nos puede ayudar un poco a nosotros y nació tu hermanita, hermosa y sana. En algún momento (y esta, para mí, es la lección que aprendí esa tarde) de tu vida, ves la oportunidad de hacer la acción correcta y todo empieza a cambiar, enganchas con una ola de cosas positivas que te ayudan a seguir adelante y avanzando.

En estos tiempos tan complicados que vivimos, te deseo que sepas ver la oportunidad, que no te desanimes, que camines convencido que todo, tomando las acciones correctas, cambia! (te recuerdo que es una historia real).

Si te gustó… ya sabes… un RT, Me Gusta, expandirlo a tus contactos es la manera de mantenernos positivos y ayudarnos. Todo lo mejor para ti y los tuyos. Hasta pronto!!

 

Dejar una respuesta